Labioplastia o ninfoplastia

La labioplastia, también denominada ninfoplastia, consiste en la reducción de los labios menores (más frecuente) o de los mayores.
Protegidos por la vulva, los labios menores no sobresalen. Pero cuando tienen un crecimiento anómalo acaban sobresaliendo de los mayores, presentan un aspecto caído y causan problemas funcionales, de higiene y estéticos. Aunque en la mayoría de los casos la causa de esta malformación es desconocida, se ha descubierto que la pueden provocar alteraciones hormonales durante la pubertad, algunas medicaciones y los partos múltiples, entre otras. Las actividades diarias, el roce de la ropa y la práctica de deportes van dándoles una apariencia envejecida y deforme que puede acomplejar a las mujeres afectadas, sin contar con las molestias que producen durante las relaciones sexuales y en su higiene íntima.

¿En qué consiste la operación?

La labioplastia consiste en realizar una reducción de los labios que rodean el orificio de la vagina devolviéndolos a un tamaño más funcional y estético sin que por ello se vea comprometida su función protectora ni tampoco su sensibilidad. Se considera que su tamaño óptimo es de aproximadamente un centímetro, y no deben sobrepasar los labios mayores.
Normalmente la labioplastia se realiza, dependiendo de los casos, bajo anestesia local y sedación. Durante la intervención se recorta la mucosa que sobra y, aunque la cicatriz es imperceptible, el proceso de curación es lento porque las zonas húmedas tardan más en sanar. La paciente se puede reincorporar a su vida cotidiana rápidamente, aunque es aconsejable hacer reposo las siguientes 24 horas.

Tratamiento

¿Quieres más información?

SOLICITAR UNA VALORACIÓN GRATUITA
¡Llámanos!
WhatsApp

Pide tu cita

¡La primera consulta es gratuita!